Luz y Palabra

Animar y enriquecer el germen de la fe de los niños y jóvenes que se preparan para recibir los sacramentos de la Reconciliación, Eucaristía y Confirmación, en los ámbitos espiritual, humano, social y familiar, generando nuevas fuerzas evangelizadoras conscientes de su capacidad de ser luz de la presencia de Cristo en el mundo de hoy y testigos fieles del evangelio como miembros activos de la Iglesia..